Páginas

jueves, 19 de mayo de 2011

Las acampadas símbolos de indignación

Ojalá por lo menos todas aquellas personas que permanecen acampadas como símbolo de indignación, sean conscientes de la importancia de su valiente empeño en mejorar esta maltrecha sociedad convulsa ante la indiferencia de nuestros políticos y de los medios de comunicación. 
Los acampados son muchos jóvenes, pero los indignados somos muchos ciudadanos, sin distinción de edades, de género, sin etiquetas; los acampados están acompañados por muchos indignados que miramos ilusionados todo lo acontecido y observamos perplejos a todas nuestras instituciones con sus posicionamientos ante este movimiento social. 
Ayer tuve la oportunidad de compartir algunas horas con la gente de #acampadamurcia en un ambiente de asamblea ciudadana, intentando consensuar todas las acciones a llevar a cabo, si, fue y seguirá siendo una tarea difícil porque aquella asamblea era heterogénea, porque la indignación también tiene diferentes visiones pero esa es nuestra riqueza, ese es nuestro valor, nuestra oportunidad, ¡vamos a aprovecharla! busquemos aquello que nos une que nos iguala, para gritarlo, defenderlo y exigirlo conjuntamente, dejemos a un lado los intereses personales y busquemos el bien común, ahora es el momento de la reacción conjunta, ahora es el momento de sentirnos ciudadanos de pleno derecho.
Ojalá por le menos este conjunto de emociones y sentimientos que nacen cada día en cada una de las acampadas nos sirva para reconocernos para descubrir el poder de la ciudadanía capaz de cambiar el rumbo de las cosas.

P.D: Ojalá por le menos esto nos una y reúna entorno a la visión de una sociedad más justa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada