Páginas

lunes, 2 de octubre de 2017

El texto que leeréis a continuación está escrito por nuestro compañero Samuel N. P del blog "Mirada social del Bierzo" con motivo de la celebración del carnaval de bolos organizado por los compañeros del CEESC (Colegio de Educadores y Educadoras Sociales de Cataluña). Disfruten de la lectura como lo he hecho yo.
Gracias Samuel.
Una verdad incómoda de la Educación Social 
en un mundo global

“Una verdad incómoda” es un documental que advierte sobre el peligro de la falta de reacción y las consecuencias del cambio climático, dar a conocer lo que no se quiere sentir ni ver.
“Globalización” es un proceso transformador a gran escala, que consiste en la creciente comunicación entre los distintos países del mundo unificando sus mercados, introduciendo cambios económicos, sociales, políticos, ideológicos, tecnológicos y culturales
Lo mismo que el documental “una verdad incómoda”  reproduce los efectos del cambio climático como efecto devastador para todo la tierra, a la vez que incide en poner los medios para pararlo, la “globalización” repercute directamente en el desarrollo de los Derechos Humanos, incidiendo tanto de manera positiva o negativa en los aspectos políticos, como culturales, tecnológicos y los económicos
En un mundo tan cambiante y transformador, la Educación Social se presenta como un derecho fundamental de la ciudadanía. Constituye la Educación Social una importante herramienta para la práctica de una acción que contempla mejorar la calidad de vida de las personas, los grupos y los colectivos. 
A pesar de todas las ventajas que el proceso globalizar nos muestra, vemos que la distancia entre los países ricos y pobres se hace mayor, no se ha generado una distribución igualitaria de las riquezas y ésta sigue en manos de unos pocos que dominan el mundo. 
La Educación Social es la “verdad incomoda” que facilita el diálogo, que fomenta la participación y la cooperación entre los pueblos, crítica en favorecer la inclusión de las personas y en defender que la dignidad humana está por encima de cualquier acumulación de materiales y dinero. 
Una Educación Social con capacidad para poder enfrentarse a los problemas, facilitando el desarrollo de las potencialidades de las personas con el fin de que encuentren el camino para poder resolver sus carencias. 
La Educación Social nos hacer tomar conciencia y nos hace reflexionar sobre la situación actual, darnos cuenta de que la supervivencia de los pueblos está unida al saber compartir y cooperar. 
La Educación Social desarrolla un aprendizaje a través de una intervención socio-educativa que facilita el adquirir conocimientos o hábitos que provoquen cambios con los que construir un mundo más democrático, cohesionado y solidario







1 comentario: